Día 21: ¡Esto se acaba!

by

Bueno, pues aqui estamos otra vez, no por mucho tiempo ya, que pena…

Antes de nada, para quien nos vaya siguiendo… aunque acabemos el viaje tenemos pendientes fotos y cosillas que nos hemos dejado en el aire, nada del otro mundo pero cosas que aun y marcarnos no las apuntamos, como cuando nos despedimos del magnífico y grandioso Takao Okuda, el cocinero del Daikichi que tan y tan bien se portó (cuando nos fuimos a despedir nos dió más regalitos!), y otras cosas que vamos recordando y vemos que no hemos puesto. Pues eso, que podeis seguir entrando, porque queda material para colgar.

A lo que iba, la entrada de hoy, el día de hoy, pensaba que no sería gran cosa y ha dado para bastante. En un principio la idea era quedar con Marc para ir a tomar algo por Shinjuku y devolverle el teléfono que nos dejó, y luego pasear un poquillo más y volver al apartamento para descansar y disfrutar mañana tanto como podamos, puesto que a parte de ser el último día, celebramos dos años menos un mes ^^;

Los planes no han cambiado mucho, pero ha sido más guay de lo que pensaba, Miriam ha disfrutado mucho.
Primero pateamos hasta la estación de Akihabara para pillar la Yamanote e ir directamente a Shinjuku, y Miriam se ha comprado un paraguas transparente que vendian en todas partes, hoy le ha dado por llover, que contenta iba con su paraguas… xD después, en cuanto vamos a entrar al tren me acuerdo de que me he dejado el cargador del teléfono en el apartamento… chachi, vuelta pal piso ^^;
Cuando lo tenemos y vamos a salir nos llama Marc, que ya ha llegado… al pobre le hemos hecho esperar 20 minutillos por culpa de ese olvido, ya que al ir mal de tiempo hemos subido en Suehirocho hasta Kanda, y de Kanda a Shinjuku pillando allí la Yamanote, encima nos ha salido el doble de caro, si es que soy un desastre -_-

Llegamos a Shinjuku saliendo por Kabuki-cho y Marc nos espera fuera… la salida es fenomenal, que cantidad de luces por metro cuadrado, y que pedazo de pantalla que hay en un edificio de delante! Al momento he recordado la pelicula Lost in Translation, salen cosas de Shinjuku en esa peli 😀
Vamos dando el paseito para comer, ya que ni Marc ni nosotros habiamos comido, y nos plantamos en un restaurante de yakiniku (bien!) estilo koreano con una hora y media de barra libre por 2.000 yens, y donde nos hemos puesto las botas, aunque la calidad del sitio era un poco cutre, la carne tardaba en hacerse y otras cosas se quemaban al momento!

Comemos, damos un paseillo corto y Marc se nos tiene que despedir para irse otra vez a Kyoto, el ultimo shinkansen se le iba a las ocho, por lo que Miriam y yo hemos seguido paseando largo y tendido, comentando cosas del viaje… hemos pasado dos o tres veces por delante de la estación, con intención de entrar, pero no podiamos, necesitabamos seguir y aprovechar el poco tiempo que nos queda aquí…

Hemos pasado por otra sala de ufo catchers y a Miriam le he sacado TRES alfombras chulisimas y suaviiiisimas de unos ositos que supongo tambien han inventado para este tipo de maquinas, como los kapibaras, en este caso el oso se llama rilakkuma, Miriam estaba contentisima, también llevaba días que las habia visto y le habia gustado una de ellas… pues ale, tres, y diferentes 😀
Pasamos por la maquina de los kapibara y le he sacado seis más, a cien yens el kapibara, esa máquina está chupada xD hemos parado porque 31 kapibaras ya son como que bastantes, todavía recuerdo su “oh, quiero UN perrito de esos…” toma, 36 pa tí pa siempre ¬¬

Seguimos paseando y disfrutando de las vistas de Shinjuku, es precioso, nunca habiamos estado, en la estancia en Tokyo hemos metido la pata por acomodarnos al acabarse el Japan Rail Pass, pero es que estabamos bastante cansados del trote que llevabamos… el resultado ha sido estar varios días en Tokyo y no ver mucho más que Akihabara, Shibuya y Ginza.

Cuando ya nos ibamos a la estación por enesima vez pasamos por delante de un bloque y un rótulo de un anuncio donde pone “Cat Caffé” o algo por el estilo, con gatos dibujados… quien nos conoce sabe que los adoramos, y hemos decidido subir (bueno, Miriam se ha envalentonado, yo no estaba seguro de lo que era eso y me queria ir ^^;) tomamos ascensor, hasta la sexta planta, y vemos la recepción como de… una clinica veterinaria o algo así, con gatos por ahí durmiendo… nos lo pensamos varias veces y nos atrevemos a entrar, y efectivamente, era lo que creiamos: Un lugar donde a parte de tomarte algo, puedes disfrutar de los gatos que tienen allí 😀

Dejamos nuestras cosas en una consigna nos quitamos el calzado como manda la tradición, nos ponen unas zapatillas para andar por allí, entramos y vemos varios gatos… bajamos unas escaleras y abajo había un par de parejas de Japoneses tomandose unos batidos y acariciando a los gatos que tenian abajo… flipante, creo que en España un negocio así duraría el tiempo que tardase algún desalmado en meterles una pajita por el culola boca.

A parte del precio que te ponen por estar allí en tandas de media hora te cobran la consumición, pero como la chica nos veia tan indecisos nos ha dado un vale de consumición gratuita a cada uno… Miriam no ha dudado en pedirse un chocolate caliente que casualmente era lo más caro de la carta, y yo un café con leche, como siempre xD
Mientras, los gatos iban de aqui para allá: Jugando, corriendo, peleandose entre ellos, iendo con nosotros, con las otras dos parejas de Japos… Olga y Javi, aunque se que más tú, Olga: Hubieses flipado en ese sitio, en serio, voy a poner videos. Tenian dos gatos que no habia visto nunca, de tamaño normal pero con unas patitas muy cortitas, uno de ellos venia mucho con nosotros y se ha hecho mi favorito, me encantaba, hay un video de Miriam jugando con él. Ah, y otro con cara de malo, hay fotos de ese también, era genial! xD
Ha sido una hora y media fenomenal, se nota que los tienen cuidados, el sitio está impecablemente limpio y te quedas con la idea de que parte del dinero que pagas al estar allí va para el cuidado de esos gatos, cosa que resulta agradable…

Tras la hora y media y con Miriam sacandome a rastras de ese sitio (azukiiiiiii cuidate mucho!!! T_T) hemos ido pitando a la estación a pillar el tren, ya que faltaba media hora para las doce y tenemos entendido que acaban el servicio sobre esa hora.

Nada, tal vez no es nada del otro mundo, pero el café de los gatos y Shinjuku me ha encantado, y el paseo de hoy con Miriam ha sido especial. Mañana ya es el ultimo día y intento no pensarlo… Miriam me anima diciendome que vamos a volver, pero es que se está tan bien aqui…

Javi, Olga, gracias por venirnos a buscar a la llegada a Barcelona, es a las diez y media, demasiado tarde para todo… en agradecimiento, después de las fotos teneis unos cuantos videos del sitio este de los gatos… va por vosotros!

Saludos!












Anuncios

3 comentarios to “Día 21: ¡Esto se acaba!”

  1. al Says:

    Viatjar es aixo, ficar-te ves a saber on i descobrir ves a saber que =)

  2. al Says:

    Ah, i sembla que hi portis tota la vida… de no saber a on estar l’habitacio em passat a “cogimos el metro en guachiguachi, pero en lugar de bajar en guachipei lo hicimos en handerclanders, asi que tuvimos que ir luego por megafrungles”.
    🙂

  3. Trendik Sendaoscura Says:

    Jo, que guay! Yo quiero un sitio de esos!!! (A mi tb me encantan los gatos ^^U)

    (Al final me vais a convencer y voy a tener que apuntar Japon en mi lista de destinos a visitar en un futuro… ^^)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: