Días 9 y 10: Encuentro místico

by

Hoy, después de haber pasado las últimas horas del año en las gélidas calles de Osaka; y tras un sueño intenso con indicios de ser premonitorio (una persona muy significativa auguraba en este sueño que algo importante acontecería el próximo día 11, me comprometo a hacer una entrada). Pues después de todo eso, decidimos ir a visitar uno de los templos de Kyoto. Cogimos el mapa y elegimos uno casi al azar, pues hay muchos en esta ciudad. Nuestro destino resultó ser Kiyomizu-dera, me parece haber visto que en japonés significa agua pura o algo parecido. Luego he visto por internet que es un templo muy visitado, incluso candidato a las 7 nuevas maravillas del mundo; creo que se quedó en candidato.

Fuimos caminando a través de Kyoto, por la calle Gojo Dori, posiblemente denominada así en honor a mi venerable madre. Hay más calles dedicadas a esta deidad : P Al alcanzar las proximidades del río Kamo comenzó a nevar. Caían copos diminutos pero lo suficientemente numerosos como para crear una atmósfera mágica sobre el bonito paisaje de montañas que rodean Kyoto. No fue difícil encontrar el camino, sólo había que ir en dirección a la montaña. Dani observó el templo desde una sorprendente lejanía. Durante el camino, tenía la cabeza tan helada que decidí entrar en un seven eleven ávida de hacerme con complementos para combatir el frío. Encontré un gorro gris, pero no me decidí a gastar 890 yens, además yo quería uno rojo como el de Memole. Así que nos fuimos de allí y seguimos adelante. Poco después tuvimos que volver desesperadamente para buscar el gorro y de paso una bufanda. Ya convertida en gnomo, el frío se veía de otra forma <: D

Subimos hacia la ladera donde se encuentra el templo a través de una calle, bastante transitada en ese momento por peregrinos, llamada Chawanzaka creo. Algunos vestían con Kimonos y llevaban chanclas de madera, todos tenían una cara petrificada por el frío. Y fue ahí, en una esquina, donde tuve un encuentro místico con un neko (gato). Había un hombre malo en una esquina azuzando a su minúsculo perro contra una gatita blanca de cola naranja. El perro hacía grrrr grrrr grrrr por orden del amo, pero mostrando un evidente temor en su rostro cuando la gatita blanca le bufó. Cuando el hombre se hubo ido nos acercamos al neko. Me agaché a tocarle la trufa y ella empezó a rodearme hasta encontrar un hueco por donde saltó y se acomodó en mi regazo. Apoyó su cabecita en mi brazo y cerró los ojos. Estuve un buen rato con ella encima, hasta que empecé a dejar de sentir las piernas; entonces intenté dejarla en el suelo, pero se puso a quejarse como un bebé maaoooo maaaoooo. No me dejaba, y volvía a acomodarse en su calentito sillón extranjero. Caía algo de nieve y hacía un frío terrible. Tras varios infructuosos intentos de deshacerme de ella, decidí colocar mi nueva bufanda en un rinconcito protegido del frío, empujé un poco a la gatita y se fue directa a la bufanda, donde se acostó como un dragón guardando un tesoro. (Acabo de ver el vídeo que grabó Dani-to y me han dado ganas de llevármela en el avión a España  : D ).

Seguimos subiendo por la pendiente y llegamos a la serie de edificios místicos que conforman el complejo del templo: pagodas, estatuas, agüita para purificarse y muchos árboles. El templo en sí es una enorme construcción de madera de hace mucho mucho tiempo, me parece que de 794 aproximadamente, pero reconstruido en el siglo 17 después de haberse incendiado. Dice la leyenda supersticiosa que si un visitante se tira de lo alto del templo al bosquecillo punzante que hay debajo (13 metros del altura) y sobrevive, será bendecido con el don de la buena suerte. Dani me contó previamente que había visto en un documental que los peregrinos venían a este templo a suicidarse.

Antes de que un hombre nervioso con luces láser pegadas al tronco intentara cerrar el paso, nos pusimos en una cola para beber agua de una cascada. Había tres chorros, y detrás unas estatuas a las que se podía rezar sin pagar. Yo me llené el cacito entero y me lo bebí todo casi de un trago, a pesar de mis terribles ganas ya incontenibles de ir al baño! 😛 Luego me iba a explotar la barriga y leía desesperadamente  todos los carteles en japonés buscando uno que indicara TOILET. Dani encontró uno milagrosamente cuando bajamos de la colina. Buf que alivio! Pues de esa cascada se dice que quien bebe de uno de los chorros será dotado con longevidad, éxito en los estudios y algo más que no recuerdo. El que bebe de los tres chorros, por avaricia, será castigado con varios años de mala suerte. Tuve el impulso de beber del siguiente chorro, y aprovechar toda el agua, pero me sentí extrañamente saciada con mi primer cacito, y aunque casi llegue a poner bajo el siguiente chorro de nuevo mi cacito, no lo hice. ¡Menos mal! Me he librado de una maldición japonesa Ufff!!

No he mencionado el Dios negrito del Amor que había en un templete. También te propone pruebas al estilo de humor amarillo para conseguir a tu amada, pero como que yo ya tengo a mi Danito no le hice mucho caso 🙂

Justo cuando terminamos de visitar el templo lo cerraron. Ya era de noche. Bajamos por una callecita llena de tiendecitas. Había una particularmente bonita, llena de conejitos. Conejitos de papel para origami, conejitos en figuritas, en bolsitos, libros, … Dani se compinchó con la tendera para hacerme 6 regalitos sorpresa. Los tengo aquí al lado, encima de la mesa. Aún no los he abierto. Dani quiere que termine de hacer este relato de aventuras para nuestro cuaderno de bitácora. Hemos comprado también pastelitos, no sé cómo se llaman, pero están muy ricos : )

No me quedaba tranquila sin ir a despedirme de la gatita blanca de cola naranja. Y aunque hacía mucho frío y la calle ya estaba desierta, subimos otra vez para verla y darle la mitad de una especie de torta rellena japonesa que compramos en la bajada. ¡Aún no habíamos comido en todo el día! La gatita seguía reposando encima de la bufanda, tal y como la habíamos dejado. Me acerqué a darle la tortita troceada y la comió haciendo mucho ruido. Se me volvió a subir encima en cuanto tuvo oportunidad, entonces Dani aprovechó para colocarle la bufanda en un lugar un poco más resguardado para protegerla de la nieve. Durante el camino de ida Dani me había contado que tenía el deseo de ver nevar en Japón, y se alegró mucho cuando empezamos a ver caer los copos; después de estar con la gatita, sin embargo, cambió su deseo para que ningún gato sufriera las inclemencias del tiempo invernal, bueno creo que este último deseo universal fue mío : P Y curiosamente, al ratito dejó de nevar.

Después de la visita a Kyoto fuimos a cenar a Takeda con Marc. Comí arroz vorazmente escuchando de fondo historias sobre la mafia japonesa. Luego pasamos por un seven eleven o similar a comprar hagendaz y kitkat de fresa y de vuelta al frío apartamento. Hace tanto tanto frío que incluso con la calefacción puesta estoy escribiendo con el abrigo puesto.

Mañana vamos a Hiroshima, donde espero encontrar un pez radiactivo de al menos 3 ojos. Después de eso visitaremos Miyajima, no sé qué hay allí, pero me pareció entender que es muy romántico y se comen Okonomiyakis de estilo autóctono. Ahora Dani me dice que el de kirai dice que Miyajima es uno de los sitios más bonitos que ha visitado de Japón, así que habrá que ir a verlo. Es tarde y mañana tenemos que despertarnos temprano (agotadora y casi irrealizable gesta tanto para Dani como para mí : P). Así que me despido de momento hasta una nueva intervención deseando un fantástico año nuevo para todos (incluidos todos los gatos, cuervos y ciervos que he conocido hasta el momento).



Anuncios

2 comentarios to “Días 9 y 10: Encuentro místico”

  1. JYO Says:

    Hola de nuevo! Entrañable historia la de la gatita, yo también me la querría traer…en fin, que os seguimos en la lejania, que esto es muchísimo mejor que cualquier culebrón, aquí enganchados cada dia, XD.
    Hasta mañana, muchos besos!!!!!!!!!

  2. Trendik Sendaoscura Says:

    Aissss que lindo el gatito!!!

    No te lo pienses! tráetelo! Si no te lo quieres quedar tu, me lo guardas para cuando tenga yo una casa propia ^^

    Jo… que guay… me dais envidia!!! 🙂

    Pasároslo muy muy muy bien ^^

    Un Saludo:

    Trendik Sendaoscura

    PD: Feliz Año!!! ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: