Archive for 31 diciembre 2009

Día 8: fushimi Inari, barra libre de comida y bebida y un finito de mil yens.

31 diciembre 2009

Hola de nuevo, octavo día ya, para nosotros ya es el noveno.

Ayer, y como teniamos previsto, nos fuimos a visitar el Fushimi Inari, una montaña que en su camino para llegar a la cima vas pasando por debajo de unos toriis, una estructura muy habitual en Japón de la que luego pondré fotos.

En la estación de Takeda vimos que en el mapa aparecia una estación llamada Fushimi St. y nuestra parada era Inari St. Desde Takeda tenemos que ir a Kyoto que nos sale a 200 yens cada uno y desde Kyoto, y tomando todo lo que sea de Japan Rail, nos sale gratis (previo pago del Japan Rail Pass que gratis, gratis, no es que salga precisamente). Viendo que por 150 ibamos a la estación de Fushimi fui, con mi buena voluntad, a preguntar al señor de la estación si su estación Fushimi era la misma (o cercana) a la de Inari de JR. Fue un desastre.
Tras enseñarle el mapa y preguntarle si para esa zona podiamos ir a Fushimi, el señor se puso de los nervios, noseyoporque. Me empezó a explicar la ruta que teniamos que seguir, diferente a la que teniamos pensada nosotros, sacó un peazo de mapa, y con un lápiz rojo empezó a señalar cosas y a poner precios… no, oiga, solo pregunto si ESTO QUE SEÑALO CON EL DEDO está cerca de Fushimi Station O_O Nada, él en sus trece. YOU QUESTIONS, YOU ASK ME, señalandose a él, y haciendo rutas en el chachi mapa que habia puesto en el mostrador. Ok, gracias, domo, thank you, que si eso nos vamos, que vale, que domo, que ADIOS… cuando consigo largarme echa un soplido, se sale de su paradita y ME SIGUE O_o

Con mi esperanza esperaba poder irme, pillar los billetes a Kyoto y hacer lo que teniamos pensado, el hombre nos queria enviar a otra estación de 350 yens cada uno, y hacer pillar otro tren que no es de JR para llegar a Inari… pues no pude, se me pegó como una lapa y me señalaba a las maquinas para sacar billetes al grito de HERE!!! HERE!!! (aqui! aqui! para los no entendidos en inglés xD) que ya lo se hombre, no te sulfures, que te da la úlcera… intento pillar el de 200… MEEEEEEEEC error, me obliga a darle al de 350… vale, venga, 700 yens de donación por tan buena atención…

Vamos al andén, pillamos el tren y nos plantamos en una estación no recuerdo ya el nombre, y nos toca pagar 200 yens más cada uno para llegar a Inari, OK, perfecto. Llegamos a Inari con esa compañía, y si JR te deja DELANTE de la entrada del templo, la gente esta te manda un poco ATPC del sitio, hicimos turismo dando paseitos por las calles hasta llegar al sitio, no muy lejos, pero da rabia.

Da rabia porque el tio, al verme de fuera, ya pensó, seguramente, que somos turistas inutiles y tontos que no nos enteramos, y puede ser, en parte, debido a la ignorancia, pero sabemos utilizar la cabeza y preguntamos ante dudas logicas. Su gran atención nos hizo gastarnos 1.100 yens e ir a parar un poco más lejos del pie de la montaña, nuestra ruta, una ruta planeada por unos guiris que no se enteran, costaba 400 yens en total y parar bien delante del Fushimi. Manda huevos. Que hubiesemos tenido que pagar JR? Da igual, de todas formas salia más barato, creo que el día que nos vayamos se lo explicaré, por si tiene pensado ir de peregrinación con la familia.

Bueno, que me he liado mucho con esta chorrada. Al llegar allí nos pasamos por un mini restaurante la mar de casera regentado por una pareja de abueletes que nos hicieron unos okonomiyakis riquisimos, mientras al lado teniamos a una señora muy anciana que nos iba diciendo cosas, también muy simpática… cuando comimos y mientras nos ibamos la señora nos iba soltando “gud baaaaaaiiiiii gud baaaaaai” mientra se reia… bendita edad…

La entrada al Fushimi Inari estaba llena de tiendecitas, todas cerradas (es la segunda vez que nos pasa!) por lo que “casi que ya” nos pusimos a subir, raudos y veloces, sobretodo Miriam, que aqui un servidor tiene que mantener la barriga.

A punto de llegar arriba nos encontramos un gato al que le estuvimos dando unas galletitas que habiamos comprado abajo, como zampaba! Cuando se cansó se levantó, se estiró y… se fué. Los tienen bien enseñados. Nosotros seguimos tirando y al llegar arriba de todo, el gato nos habia seguido… que mono ^^
Estuvimos un buen rato mirando la vista que se puede apreciar desde la cima de la montaña, pero la lluvia y que se habia hecho de noche nos hizo apresurarnos para bajar, el descenso fue igual de bonito, con un camino iluminado levemente por unas lámparas vaya usted a saber de cuando, y con la caida leve pero constante de la lluvia, aquello era mágico…

Al llegar abajo nos vamos a la estación, de allí a Kyoto (con JR era UNA parada!) y llamamos a Marc para quedar para cenar, nos comenta de quedar en Shijo y así lo hacemos, en un starbucks de a 320 yens el café con leche xD llega Marc, se toma un… café? de té verde, y nos vamos al restaurante, un sitio que por 3.000 yens tienes barra libre de comida para cocinar uno mismo (yakiniku) y por 1.000 más barra libre de bebida.
Comimos… no se yo cuanto comimos… y beber… bueno, no mucho, los chu hi del daikichi me entraban como agua y tardaban en subir, los del sitio este, al medio chu hi ya estaba mareado, nos bebimos un par y un par de sodas de fresa a las que también ponen alcohol… ñam ñam, glup glup… no nos entraba más, fue una hora y media sin cuartel.
Al salir Marc nos quiso llevar a un bar Español, estaba bastante bien decorado, en la pared habia un mapa de España dibujado y abajo un “Jerez de la Frontera” bien grande O_o
Marc nos presenta, y recordando viejos tiempos nos pedimos una copita de manzanilla, junto a una tapa de jamón serrano… jiji, jaja, pongame otra y no más… cuando nos decidimos a irnos voy bien feliz a pagar… 5.400 yens. Como? Sí, 5.400 yens, cuatro copitas de manzanilla y una tapita de jamón serrano. Haciendo numeros nos salió cada cosa a 1.000 yens y algo, para que os hagais una idea, a 8 euros la copita y a 8 euros la tapita de jamón serrano. Casi ná. Vuelta a casa con el ultimo metro a punto de irse, nos pasamos por un McDonalds para disfrutar de unos McFlurrys… y esta vez si, pa casa.

El día de ayer nos lo pasamos andando, y decidimos hoy tomar un descansillo, Miriam sigue durmiendo y yo ya no podia seguir en la cama, hoy hace mucho aire en la calle y lo unico que nos quita la luz del día son unas cortinas… entre el ruido del viento y la luz que entra, yo ya no puedo dormir más, pero me siento bastante cansado, no se lo que haremos durante el día, pero hoy ya es fin de año, y no acabamos de tener definido lo que haremos, seguramente iremos por Kyoto con Marc, pero mañana también descansaremos si celebramos el fin de año, lo que hace que la idea de ir a Hiroshima y Miyajima se pase para el 2 de enero, y nos vamos el 5… nos queda mucha cosa por ver y no lo podremos ver todo, pero es que Japón es así… nunca te vas a aburrir en este país, por mucho templo que visites, que está lleno, por mucha naturaleza que veas, por mucho que te patees una ciudad, siempre te queda otra, y otra, y otra…

Retaliata de fotos del día de Nara y de ayer:

Día 7: Nara, finally.

29 diciembre 2009

Hola rápido!

Hoy ha sido brutal, no me quiero extender mucho, Miriam está hecha polvo y yo tanto de lo mismo, haré resumen y a ver si puedo subir fotos mañana o así…

Nos levantamos a las ocho de la mañana y hacia las nueve y algo salimos de casa, vamos con el tren a Kyoto y de allí a Nara, bajamos y seguimos una ruta por las calles llenas de tiendecitas para turistas, y llegamos a uno templo. Allí ya empiezan los ciervos, y Miriam flipandolo…

Nos hemos pasado el día viendo ciervos, ciervos, ciervos y más ciervos… los hemos acariciado, nos hemos hecho fotos con ellos… y bueno, hemos visto templos, callejuelas clásicas Japonesas… ha sido GENIAL.

A la llegada hemos quedado con Marc, un amigo que ha venido a pasar un mes a Japón y se hospeda en los mismos apartamentos que nosotros (él nos los descubrió, salen MUY BIEN de precio) y nos hemos ido a cenar al daikichi, el lugar donde hicimos amigos…

Al principio bien, y al final… bueno, Miriam y yo ya no veiamos los chu hi y los pinchitos que nos hemos comido, aquel sitio era un cachondeo total, mucha broma, mucha risa, muy buen rollo, y al lado mio un tio de sesenta tacos que se me intentaba ligar, todo el rato haciendome simpatias, golpecitos en la espalda y tal… al principio jeje jaja, al final ya me tenia un poco cansado… hemos pagado, nos hemos ido y el tio este y sus amigos han salido detrás de nosotros, y nosotros no sabiamos ni por donde ibamos, y como vivimos casi delante del sitio este, nos hemos ido a dar una vueltecilla para quitarnoslos de encima xDDDDD

Tras la vueltecilla y con un café de botella bien calentito (aqui no se hace el café, se compra hecho) hemos vuelto al apartamento, y tenemos una mezcla de buen rollo, alegria, bienestar y porqué no, fatiga…

En fin, que a ver si mañana puedo subir fotos, pero Marc nos han dicho que nos llevará a un buffet libre de comida y bebida, por lo que no prometemos nada, y durante el día, si es posible, iremos al Fushimi Inari.

Ah, saludos a todo el mundo, como siempre, gracias por seguirnos, y por favor, agradecemos vuestros comentarios, nos llena mucho entrar al blog y ver que nos vais diciendo cosas, a parte de leer lo que vamos haciendo!

JA NE!!!

Días 5 y 6: Decid lo que veis…

28 diciembre 2009

…pues no mucha cosa, la verdad xD

Ayer no nos levantamos a buena hora, nos dieron las 12 del mediodia, por lo que no daba tiempo a ir bien a Nara, decidimos ir a Kyoto. Tomamos el tren de Takeda (donde nos alojamos) a Kyoto, son diez minutillos o menos.

Yo ya habia estado en la estación de Kyoto otras veces, pero esta era la primera vez de Miriam… nos pusimos a subir escaleras mecánicas pero unas pequeñas que hay por dentro de la estación que no permiten ver la altura de la estación, y en la sexta planta salimos fuera, si lo que vi no me engaña, Miriam se quedó alucinando, y no es para menos.
La estación de Kyoto es un edificio de nueve plantas abicado en una ciudad clásica y nada parecida a Tokyo, lo que hace que destaque entre la demás arquitectura del lugar junto a la Tokyo Tower y no mucho más a destacar.

Estuvimos paseando por el mirador, lleno de parejitas niponas en estado de celo preparadas para traer churumbeles al mundo, y nos dirijimos a la séptima planta, donde están los restaurantes… caros, bastante caros. Estuvimos a punto de entrar en uno en el que comí una vez con Eric, pero el tonkatsu ya no me llama mucho, y Miriam lo probó en el tren de camino a Kyoto y tampoco le hizo mucha gracia, acabamos comiendo en un restaurante de Okonomiyaki.
El okonomiyaki es como una tortilla muy grande y gorda hecha a base de ¿col? o algo por el estilo, huevo, y carne, o calamar… lo que uno quiera echarle. Por encima se le pone una salsa buenisima y a veces se le puede poner mayonesa… o como decía antes, lo que uno quiera… mejor lo explicarán en este enlace, y de paso pongo uno sobre la estación de Kyoto y otro sobre el Katsudon:

Okonomiyaki, lo que comimos ayer.
Tonkatsu, el que hemos aborrecido, al menos yo.
Ya que estamos, Katsudon, un plato que nos encanta.
Información sobre la estación de Kyoto.

Después de comer fuimos a dar una vuelta por Kyoto, concretamente por una calle llamada Teramachi, por la que Eric y Roger me llevaron varias veces… os doy mil gracias por las dos veces previas que estuve en Japón, me guiasteis y enseñasteis muchas cosas que no se aprenden con una sola visita si uno no se ha pasado años aqui!

Tras Teramachi volvimos a Kyoto y de allí a Takeda, nos pasamos por una tienda 24 horas (Family Mart en este caso) compramos cosas para cenar y tras estar un rato despiertos nos fuimos a la cama… estabamos MUY cansados como para escribir nada…

…hasta las 3 de la tarde de hoy. Nos hemos despertado varias veces pero entre que por la mañana llovia y que estabamos agotados no nos hemos podido levantar antes, en teoria hoy ibamos a ir a Nara, y por segunda vez no ha podido ser. Entre que nos hemos levantado, duchado y preparado para salir nos han dado las cinco de la tarde, y cuando hemos salido nos hemos pasado por casa de la casera que nos alquila el apartamento, que nos ha explicado sitios donde ir, y nos ha enseñado su perrita, Nana, que tiene 10 años pero es pequeña pequeña… laaaaarga, con patitas muy cortitas y un hocico también muy largo.

Hemos andado un rato por la zona, es muy bonita, y con el paseo nos hemos plantado en un restaurante de esos que nos gustan tanto a Miriam y a mi de katsudon, de ese tan barato… vamos, que hemos cenado katsudon y miso… luego paso por un supermercado para comprar cuatro cosas, entre ellas dos cosas que no tenemos ni idea de lo que son, creemos que se comen pero no saben a nada… y para el apartamento otra vez, ahora mismo son las 10 de la noche y en cuanto acabe esto nos vamos a la cama, mañana SI que nos vamos a Nara!

Saludos a todos de parte de los dos!

COMENTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAD!!! 😀

Dos videos, uno de la estación de Kyoto y otro de un cangrejo más grande que la berruga del Enrique Iglesias:


Día 4: Menudo pedo… jojojo

26 diciembre 2009

Bueno, qué decir que no haya dicho ya Miriam… solo puntualizar cuatro cosas sobre las que ha hablado. Venir de Tokyo a Kyoto ha sido mucho más fácil de lo que pensabamos, aunque nos ha costado encontrar la casa, pero sin problema. Queria puntualizar el trato en el IZAKAYA xD donde hemos cenado, que me ha sorprendido, esta vez sí, más de lo que podia esperar. Al principio estabamos cenando, sin más, pidiendo pinchitos y con un par de chu his (un licor gaseoso con un 4% o 5% de alcohol, suele ser con sabor de ciruela, y está riquisimo). No sabemos como ha sido que el cocinero, a nuestro lado, hablaba con una pareja en la barra de delante, le he pedido comida y medio en Japo medio en Inglés le he preguntado algo y me pregunta “Amerika?” y yo “no, España” a lo que suelta un “OOOOOOOOOOOH!!! España! Tengo un amigo en Toledo!” tras la emoción y no recuerdo qué hemos dicho, la pareja de delante se ha interesado por nosotros, y les he comentado que era viaje de bodas, y ahí se ha liado. La pareja le ha dicho al cocinero que nos invitaba a beber lo que quisieramos, y le hemos pedido un par de cervezas, hemos brindado todos y el cocinero al ratito nos pone unas alitas y nos suelta que también nos las regala. Ha llegado gente y han empezado a explicar nuestra historia y todos se han sorprendido y alegrado, ha sido como una fiesta en familia sin conocernos de nada. El cocinero ha sacado dos llaveros para el teléfono movil, que aqui se llevan mucho, y nos ha dicho que “presento” (regalo) y que pa nosotros y tal. Luego nos ha sacado una madera con forma de casa y con algo escrito en Japo que ya no recuerdo y que también era “presento”… flipante, de veras, Miriam y yo no nos lo creiamos. La nota final ha sido cuando, tras un pedo tremendo que llevabamos, le he pedido la cuenta, y nos marca en la calculadora 4.000 yens. Os juramos que hemos gastado bastante más que eso, y nos ha dicho que la proxima vez que fuesemos ya nos cobraria lo que toca. La pareja de delante le suelta en Japo que a cuanto está el pez, y el cocinero les suelta que a 4.000, y le han dicho que OK. Impresionante como nos han acogido, mañana está cerrado y no podremos ir, pero pasado volvemos.

La nota sobre el n900 es que tal y como ibamos, haciendo eses por la calle (quien nos conoce sabe que no somos de hacer esas cosas) al llegar a casa no encontraba el teléfono, y nos hemos vuelto locos buscandolo, hemos preguntado dos veces en el restaurante si lo habian visto, y nada, finalmente Marc, con el que hemos contactado por messenger ha llamado y lo hemos encontrado… encima de la cama! Nunca más bebo, nunca más! xDDD
La costumbre de beber en este caso me la pegó Eric, me llevaba a un restaurante de estilo “Izakaya” (lugar para ir a beber) donde entre pinchito y pinchito de carne vas bebiendo, y te entra de una manera mucho mejor que en España, donde la gente se emborracha y punto, aqui sales pedo, mareado, pero tienes cierto control, y sales “contento”, no como puede pasar en España.

Pues como ha dicho, mañana nos vamos a Nara…

Albert, no me da palo subir fotos, pero es que ayer no teniamos nada de tiempo, y hoy no se donde enchufar el cable de lo mal que vamos xDDDD

Mama, me alegra MUCHO saber de ti, no tengo saldo para llamar y no se como contactar contigo, cuando venga Marc (un amigo que se alojará en el sitio donde estamos) me dejará un teléfono Japonés de prepago, ya te pasaré el numero.

Javi, Olga, ponedle el messenger! xD Miriam dice que qué hace Kumo… si nos diesen trabajo en Japón y nos pudiesemos quedar, cuidariais de él? xD nah, es broma… xD

SALUDOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

Actualizo con dos videos, uno de ayer cuando fuimos a Shibuya (que por cierto, ni a Miriam ni a mi nos gustó mucho) y otro de la perfección a la hora de parar el tren Hikari en el que nos subimos, pues eso, talué.